viernes, 8 de junio de 2012

Ordenar pensamientos no es fácil.

Y es en estos momentos en los que deseo entrar a mi desordenado cerebrito y empezar a barrer recuerdos y culpas, limpiar pensamientos, lavar ideas, y desempacar madurez y coherencia, después ir a ese lugar en donde se encuentran los sentimientos que aun no estoy segura si es en ese músculo llamado corazón o en la cabeza sea en donde sea, encontrar ese rincón de sentimientos, eliminar todo sentimiento y solo poner un poco amor, después ir por la vida como toda un persona ubicada que sabe lo que quiere siendo feliz. Ojala fuera así de fácil no?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aprecio tu comentario,
¡muchas gracias por leerme! :)